Estimados amigos de los niños, Bella Vista

 

cada año es un arduo viaje por las montañas hasta el lago de Atitlán y San Pedro. La última parte consiste en un camino muy erosionado, el pequeño autobús en el que vamos es sacudido violentamente al tomar las curvas que son muy cerradas y estrechas.
La primera vista al lago es un suspiro de alivio: hemos llegado.
Cada año, este lago me ofrece esta visión idílica. Pero la vida real en sus orillas es muy diferente.
 Y arriba, en los flancos del volcán San Pedro? Los hombres todavía no ganan más de 6 a 8 $ por día, las mujeres venden hierbas de las montañas, tortillas y pescados en el mercado para comprar alimentos con la ganancia.
 De esta manera estas familias hacen frente a sus gastos. Los niños mayores trabajan durante la temporada de recolección de café y continúan durmiendo en tablones de madera sin tener suficientes mantas para las noches frías.
El desayuno que se sirve en la escuela Bella Vista es una bendición para estos niños y todas estas condiciones me hacen
querer ir de nuevo cada año, y así poder proporcionar una comida caliente nutritiva al día, comprar más mantas, (los nuevos alumnos de preescolar reciben esto como un regalo), comprar libros para el nuevo año escolar y proporcionar agua potable con los filtros de agua anualmente renovados.

 

Lo que ha cambiado este año y es como un milagro para el sector más pobre de San Pedro, es que los niños de Bella Vista consiguieron su nuevo edificio escolar. La historia en el antiguo edificio provisional, el moho en las paredes y los techos con fugas durante la época de lluvias ha llegado a su final.
La nueva escuela tiene suficiente espacio y luz para ofrecer un buen ambiente de aprendizaje. Las familias celebran el movimiento
con la comida, el canto y el baile.
Yo estaré allí el próximo mes de enero y febrero, ¡con su ayuda todo esto ha sido posible y no puedo agradecer lo suficiente
 por su confianza y apoyo! ¡Por favor ayúdenos de nuevo para proveer un desayuno escolar, no es fácil de conseguirlo por completo para aproximadamente estos 80 a 90 niños!
O con  el mantenimiento del programa de filtro de agua, ¡solo con esto los niños están mucho más saludable! O apoyándonos con una manta caliente o un libro.
El desayuno cuesta $ 100 para el año escolar, una manta, un libro o agua filtro cuesta 10 $.
 ¡Muchas gracias por su confianza y apoyo y espero que ustedes me puedan ayudar de nuevo para proveer a estos niños una mejor vida!
¡Sólo a través del aprendizaje y la educación van a tener un futuro mejor!
Más de 30 estudiantes son individualmente patrocinados, algunos han terminado y ahora trabajan como costurera, un cajero o como una maestra de preescolar, otras continúan en la universidad.

Se despide,
Jutta Christmann
PD. Para una donación, escriba su cheque a: Jutta Christmann y enviarlo por correo para su depósito en la cuenta directa de Bella Vista al BANCO RBC, Att.Betty Malloy,
           Lockeport, NS
           B0T 1L0

©2015 Eine Schule für uns in Guatemala e.V.